Mimi es un limpiador de la casa con enormes tetas que sabe cómo aplastar una
entrevista. Ella quiere una gran polla y se pone uno, por su garganta y
profundamente en su coño jugoso. Ella se la follan por detrás delante de él
acariciando apagado hasta que su semen fluye hacia la lengua y en la garganta.